MANIPURA: tercer chakra relacionado con el poder, el fuego y la vista

MANIPURA: tercer chakra relacionado con el poder, el fuego y la vista

Ciudad de las joyas, alegría (pura o pur: ciudad, mani: joyas, alegría). Es el asiento del prana localizado en la espina posterior, entre la séptima y la octava vertebra dorsal, y por delante a la altura del ombligo.

Relacionado con el poder, el fuego y la vista. Corresponde al planeta Júpiter y al elemento fuego su signo es el triángulo y su deidad es Rudra.

Manipura

El sonido bija o semilla es el Ram. Es un enorme centro de fuerza energética que, bloqueado, nos quema en nuestro interior (lo que produce gastritis, ulceras, no tener confianza en uno mismo ni energía).

Es amarillo y rige el sistema autónomo. Situado a la altura del ombligo, representa al elemento fuego y esta íntimamente relacionado con las emociones y sus diferentes matices; a ellos se debe, según la filosofía oriental, que cuando experimentamos una emoción fuerte, vaya acompañada por sensaciones a la altura de la boca del estómago. Cualquier problema emocional altera este chakra, por eso a veces duele el estómago cuando tenemos un problema, vomitamos ante una percepción desagradable, tenemos diarrea previa a situaciones estresantes, o se nos corta la digestión ante emociones violentas.

Da el poder de la voluntad, la atención y la intención (samkalpa).

Manipura

Manipura posee un movimiento ascendente debido a la cualidad del fuego y del calor. Este chakra de la transformación, a través del proceso de combustión de la digestión, y por medio de la transformación de la inercia de la tierra y del agua en acción y energía.

En el cuerpo físico se corresponde con el jñanedriya (o sentido de percepción) de la vista y con los pies como el sentido de acción (karmendriya). Hay que ver donde caminamos.

El desequilibrio de manipura acarrea problemas digestivos, ulceras, alergias, intoxicaciones, diabetes, hipoglucemia, desordenes emocionales. El manipura desequilibrado está cargado de emociones negativas. Poder, fuego, páncreas.

El vórtice energético anterior de este chakra habla del manejo mental de las emociones y de ponerle inteligencia fría a las pasiones excesivas, asi el resultado es tibio. Hace espacio para manifestarlas, pero crea un freno para que no se desborden.

Manipura

Por la parte posterior se relaciona más directamente con el plano mental que el emocional, con el chakra abierto posterior, resultan personas adaptables, en acción pero estresadas y con control mental.

Frecuencia 330 hz, su nota musical es Mi €. Periodo de máxima acción entre los 15 y 21 años. Representado por 10 pétalos de loto, relacionando los nadis que salen y llegan a él.

Es profesora de Yoga y Meditación del Centro La Rueda.

Top