Yoga para combatir la ansiedad | Centro de Yoga La Rueda

¿Sabías que el yoga te puede enseñar a regular la respiración y es el primer paso para reducir los síntomas de ansiedad?

En este artículo, escrito por nuestra autora invitada Leila Klein, exploramos el funcionamiento de nuestro sistema nervioso, los orígenes de la ansiedad, y cómo las técnicas de respiración utilizadas en yoga pueden ayudarte a controlarla.

El Sistema Nervioso y la percepción de peligro. La ansiedad es una enfermedad que afecta a muchas más personas de las que uno cree. Es un trastorno que se da con mas frecuencia en el mundo occidental, pudiendo afectar una de cada diez personas. La organización mundial de la salud informa que entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad ha aumentado cerca de un 50%, de 416 millones a 615 millones.

Esto significa un aumento de 200 millones en 23 años, el equivalente de 5 veces las población de la Argentina. Para comprender la ansiedad, necesitamos saber un poco cómo funciona nuestro sistema nervioso. De la misma manera que tenemos un Sistema Circulatorio, tenemos un Sistema Nervioso. Es como el cableado eléctrico dentro nuestro cuerpo.

El Sistema Nervioso es uno de los sistemas más importantes del organismo. Tiene múltiples funciones que se basan en recibir y procesar de información proveniente tanto desde el entorno, como del interior del cuerpo con el fin de regular el funcionamiento de los demás órganos y sistemas. Esto lo puede realizar tanto por acción directa o mediante el apoyo del sistema endocrino, que funciona mediante la regulación de la secreción de las distintas hormonas.

El Sistema Nervioso esta compuesto por el Sistema Nervioso Central y el Sistema Nervioso Periférico. El Sistema Nervioso Central comprende la parte recubierta por un sistema de protección óseo formado por el cráneo y el canal vertebral de las vértebras. El Sistema Nervioso Periférico está formado por las prolongaciones o trayectos nerviosos que parten de la médula hacia los diversos tejidos.

A su vez, se establece una división entre el Sistema Nervioso Voluntario y el Sistema Nervioso Autónomo. Dentro del Sistema Autónomo se encuentra el Sistema Nervioso Simpático.

Cuando tenemos ansiedad se pone en funcionamiento el Sistema Nervioso Simpático. En el cerebro tenemos una especie de detector de amenazas. Ante cualquier percepción de peligro, se activa éste sistema que prepara nuestro cuerpo para afrontarlo. Es un mecanismo de supervivencia, que nos permite huir, congelarnos o atacar si nos encontramos en una situación de peligro real. Para nuestros ancestros, todos estos síntomas se activaban al ver a un depredador, por ejemplo. Ahora, un llamado de tu jefe también puede detonar los mismos síntomas.

“¿Cuándo se produce la ansiedad?¿Qué pasa en nuestro cuerpo si no existe un peligro real, pero comenzamos a preocuparnos o anticiparnos de manera negativa ante ciertos acontecimientos del futuro? ¿Qué puedo hacer para cambiarlo?”

Yoga & Ansiedad

En este caso, aunque no existe un peligro real y nuestro organismo no necesita huir o atacar de nada ni nadie, el cerebro interpreta igualmente que existe peligro y activa el mecanismo fisiológico del que disponemos para las situaciones de peligro. Al igual que cuando existe un peligro real, nuestro cuerpo empieza a funcionar de manera más rápida de lo normal: el corazón late más rápido, respiramos más rápido, los músculos se tensan, ya te das una idea de todo lo que ocurre en nuestro cuerpo.

Pero como no tenemos que huir de nada, simplemente podemos estar en el sofá de nuestra casa o realizando las tareas de la vida diaria, y sin apenas darnos cuenta, solo con nuestras preocupaciones activamos en nuestro organismo el sistema de alarma innecesariamente, y todo ese exceso de tensión innecesaria es lo que se traduce en nuestro cuerpo como ansiedad.

Todos necesitamos un poco de estrés como supervivencia: ayuda a la memoria, a estar alertas y a tener precaución. Pero si ocurre repetidamente ante situaciones de la vida que no son de alerta o de huida estos síntomas ya se convierten en trastorno de ansiedad.D

Luego de 10 años de formación y experiencia en Londres en el área de salud y la educación, vine a Buenos Aires a compartir mi experiencia en Hatha Yoga. Me formé como Instructora de Hatha Yoga Integral con Sonia Sumar en Londres y en el Centro Ananada Yoga en Buenos Aires. La formación en Psicología y la Terapia Ocupacional me han ayudado a ampliar mi conocimiento para poder acompañar a los que quieran profundizar en este camino. Desde 2007 tengo mi propio estudio y doy charlas, capacitaciones y formación en Hatha Yoga para niños y yoga para niños con capacidades diferentes. Desde 2016 formo parte del equipo que da formaciones y especializaciones de Hatha Yoga para adultos, embarazadas y niños en Valletierra y Centro de Yoga La Rueda.

Top